Usted está aquí

  • Golondrina recogiendo barro. Consejo de Brinzal blog Zoo Aquarium Madrid.
Martes, Abril 17, 2018 - 16:19

Hoy os compartimos un nuevo consejo de Brinzal, enmarcado en la campaña #12mesesvolando, sobre la importancia de la llegada de aves en primavera y la protección de sus nidos en nuestras ciudades.

¡Ya están aquí! Ayudemos a que se escuchen sus cánticos y vuelos

La primavera ya está aquí y con ella llegan de nuevo a nuestras latitudes unas aves muy especiales: golondrinas, aviones y vencejos, que comienzan a adornar con sus cantos y vuelos acrobáticos nuestros pueblos y ciudades. Han pasado el invierno en África, realizado miles de kilómetros a pesar de su pequeño tamaño, y vuelven para ayudarnos a pasar el verano, quitándonos de encima toneladas (sin exagerar) de moscas, mosquitos y otros insectos. Cada uno de estos eficaces insecticidas naturales puede llegar a consumir ¡más de 800 insectos al día!

A pesar de resultar claramente beneficiosos para el ser humano, no son raros los casos en que ven cómo sus nidos son destruidos (incluso cuando en su interior tienen huevos o pequeños pollos), simplemente porque manchan con sus deposiciones terrazas, porches o vehículos. Se trata de una práctica ilegal, ya que estas aves están protegidas por leyes tanto nacionales como europeas (lo cual incluye también a sus nidos y huevos), pero además supone un problema añadido a unas especies que están viendo como sus poblaciones disminuyen alarmantemente.

Sus problemas de conservación se deben, por un lado, a la escasez de alimento, causada por el uso masivo de plaguicidas, y a problemas para nidificar provocados por el diseño de las construcciones que actualmente no favorece la instalación de sus nidos (sin huecos ni aleros) y además, en lugares muy urbanizados, cada vez encuentran menos materiales para realizarlos (barro, en el caso de aviones y golondrinas).

Ayudar a nuestros aliados naturales contra las plagas de insectos es algo tan sencillo como colocar un simple cartón bajo el nido para evitar las deposiciones, en el caso de que esto suponga un inconveniente, y así evitar la retirada de nidos por esta causa. En aquellos casos en que sepamos que se va a llevar a cabo la destrucción ilegal de nidos, y no esté en nuestra mano proponer alternativas, se puede dar aviso a las autoridades en materia medio ambiental (Seprona, Agentes medioambientales, Policía local…) para que puedan evitarla, o sancionar si ya se ha realizado.

 

Información e imágenes: Brinzal.