Usted está aquí

Domingo, Junio 2, 2013 - 00:00

Rinocerontes en el Zoo de MadridCon el verano las clases se acaban y empiezan las vacaciones tan esperadas por los niños. Para alivio de los padres, el fin del colegio no es sinónimo de dejar de aprender. Los chavales tienen un verano por delante para descubrir nuevas cosas que no sólo se aprenden en la escuela. Y lo mejor de todo es que lo hacen mientras se divierten. Los campamentos urbanos están pensados precisamente para ello.

En ciudades como Madrid, la oferta de campamentos es bastante amplia y variada. En ellos, los niños realizan proyectos culturales, manualidades que desarrollan su creatividad, gymkhanas, actividades deportivas e infinidad de juegos que dejan volar su imaginación. Es la forma más divertida de aprender y la que más motiva a los niños.

En el Zoo Aquarium de Madrid los campamentos urbanos son todo un éxito entre los chavales de entre 4 y 14 años de edad. Aprenden haciendo lo que más les gusta: estar en contacto con los animales y la naturaleza. Las instalaciones de Zoo ofrecen un escenario perfecto donde se llevan a cabo talleres infantiles y actividades en torno al mundo animal. Un equipo de profesionales y educadores imparten charlas a los más pequeños y les ayudan a interactuar con las diferentes especies.

El objetivo de los campamentos urbanos del Zoo Aquarium de Madrid es que los más pequeños descubran la complejidad del mundo animal, tomen conciencia de la diversidad de seres vivos que habitan en nuestro Planeta y desarrollen valores de respeto y conservación de la naturaleza. Un aprendizaje que interiorizarán al mismo tiempo que juegan y que marcará sus vidas para siempre.