Usted está aquí

Miércoles, Enero 10, 2018 - 15:18

En el marco de colaboración del proyecto de conservación in situ “Un  mochuelo en cada olivo” cuyo objetivo es proteger la supervivencia de esta especie autóctona y fomentar el uso sostenible de terrenos agrícolas donde habiten.

Un olivar ecológico situado en el término municipal de Morata de Tajuña ha sido el escenario de la liberación de dos jóvenes ejemplares de mochuelo europeo (Athene noctua) entrenados y recuperados por Brinzal en los últimos meses. Las dos aves han tenido que cambiar su plumaje y ejercitarse durante varios meses de entrenamiento junto a otros ejemplares de su especie, aprendiendo a cazar y a sobrevivir en solitario.

La zona elegida para su liberación, situada en el sureste de Madrid, es donde se encuentran ubicadas la mayor parte de los olivares de agricultura ecológica que forman parte del proyecto “Un mochuelo en cada olivo” bajo el cual se integran agricultores y algunas cooperativas de esta zona de Madrid donde se han comprometido a cultivar de forma natural sus olivares para facilitar así el anidamiento de esta población.

Un simbólico momento en el que ha podido participar la Fundación Parques Reunidos y su patrono, Jesús Fernández, apoyando de esta forma la gran labor que desempeña este centro de referencia nacional en la recuperación de rapaces nocturnas. A través de la donación anual de Fundación Parques Reunidos a este Centro, junto a Zoo Aquarium de Madrid y Faunia, participan además en la difusión del proyecto “Un mochuelo en cada olivo”, galardonado en 2017 con el premio de conservación in situ de AIZA (Asociación Internacional de Zoos y Acuarios).

Suelta de mochuelo de FPR y Brinzal

La Fundación Parques Reunidos y su patrono, Jesús Fernández, han participado junto al equipo de Brinzal en la liberación de dos jóvenes ejemplares de mochuelo europeo.

Un aceite de oliva agrosostenible para el mochuelo

El proyecto “Un mochuelo en cada olivo” nació en 2012, en el sureste de la Comunidad de Madrid, con la intención de fomentar una gestión y uso del territorio agrícola sostenible, conseguir el equilibrio entre una economía productiva y la mejora en la población del mochuelo y facilitar la creación de nuevos ecosistemas que permitan la presencia de esta y otras especies de aves, mamíferos e invertebrados.

Las estrategias de este proyecto de colaboración con Brinzal se fundamentan en diferentes frentes in situ, ex situ y de concienciación tales como:

  • Mejora y restauración del hábitat.
  • Fomento del uso de sistemas de aprovechamiento sostenibles con las especies del entorno.
  • Creación de lugares de nidificación para su uso a corto, medio y largo plazo.
  • Reforzamiento de la población del mochuelo y monitorización del efecto de las actuaciones llevadas a cabo.
  • Publicitar el producto como muestra de una gestión sostenible. El aceite de oliva agrosostenible se comercializa a través de diversas cooperativas de la Comunidad de Madrid bajo la etiqueta “Un mochuelo en cada olivo”.
  • Asesoramiento a otros propietarios/usuarios de otros lugares en cuanto a gestión y uso del territorio.

BRINZAL es una asociación de defensa medioambiental sin ánimo de lucro, dedicada al estudio y conservación de las rapaces nocturnas. Constituida en 1986, su actividad principal se enmarca dentro del campo de la rehabilitación de fauna salvaje. Creado hace 30 años, el Centro de Recuperación para Rapaces Nocturnas BRINZAL, es el único especializado en este grupo de aves que desarrolla su labor en España.