You are here

Tuesday, November 22, 2011 - 00:00

Antonio con una orca en Marineland (Antibes)Antonio es uno de los entrenadores de mamíferos marinos del Zoo Aquarium de Madrid. Él, junto al resto del equipo cuidadores del Delfinario, se encarga de mimar y cuidar a los delfines, prepararles la comida y atenderles. A continuación te mostramos su lado más personal en esta entrevista.

- ¿Desde qué edad te gusta esto y cómo comenzaste?

Mi pasión por los animales viene desde pequeño. Venía mucho al Zoo y aún recuerdo la primera vez que visité el Delfinario en el año 1988. Empecé con 16 o 17 años haciendo cursillos, asistiendo a conferencias y voluntariados sobre mamíferos marinos siempre que tenía la ocasión.

- ¿Cuál fue tu primer trabajo relacionado con los mamíferos marinos y en qué parques has estado trabajando y formándote?

Mi primer contacto con mamíferos marinos fue trabajando para la Fundación Omacha, en Sudamérica, ayudando en el censo anual de las dos especies de delfines que habitan en el Amazonas. Después empecé a trabajar como voluntario en Zeehondencreche, un Centro de Recuperación de focas en el norte de Holanda. Seguí formándome hasta que se me fueron abriendo puertas y trabajé en Selwo Marina (Málaga) del grupo Parques Reunidos, Faunia, Fuerteventura y, finalmente, el Zoo de Madrid, donde aprovecho siempre que puedo para seguir ganando experiencia y aprendiendo, como la estancia que hice en Marineland (Antibes) durante el cual trabaje con las orcas.

Antonio con los delfines en Selwo Marina (Benalmadena)- ¿Cuál es el mejor recuerdo y lo que más te gusta de tu carrera profesional?

Sin duda uno de mis mejores recuerdos fue la primera vez que estuve frente a Tritón y le toqué. Él fue quién despertó mi vocación y me inspiró para luchar por dedicar mi vida a esto, me pasaron por la mente muchos momentos de mi infancia que recuerdo como si fuera ayer.

Lo que más me gusta de mi profesión es levantarme cada mañana sabiendo que en mi trabajo voy a divertirme y  a disfrutar de mis animales. Tanto ellos como mis compañeros pasamos muchas horas juntos al día durante todo el año. Al final todos somos una gran familia.

Si te has quedado con ganas de conocer más sobre su profesión no te preocupes, muy pronto nos contará muchas más cosas.