You are here

Friday, December 16, 2011 - 00:00

El Belén submarino del tanque de tiburones en el Zoo de MadridLos buceadores del Aquarium de Zoo de Madrid se sumergieron ayer en el gran tanque de tiburones para colocar el Belén que cada año decora esa emblemática instalación del Parque

Sin embargo, en esta ocasión la tradición sufrió un cambio: la Sagrada Familia y los Reyes Magos trasladaron su “morada” a una zona mucho más discreta, situada al fondo del decorado del tanque. Este traslado “forzoso” se debe a que una de las hembras de tiburón gris (Carcharhinus plumbeus) está preñada y se espera que para en los próximos días.

Los conservadores del Aquarium han considerado que, aunque no es necesario interrumpir esta costumbre navideña que se lleva haciendo por más de 15 años, si es conveniente dejar libre el espacio central del tanque que, en los días de Navidad ocupa el Belén para que en el momento del parto todo sea más fácil y sencillo.

Esta medida se toma porque, una vez que nacen las crías, los buceadores deben capturarlas inmediatamente para ser trasladadas a otro acuario, con el fin de que no sean atacadas por el resto de tiburones de la instalación. En el parto se genera un momento de gran tensión por la presencia de sangre y que pueden excitar a los ejemplares adultos.

Este año, los acuaristas estuvieron más atentos que nunca cuando colocaron el Belén, ya que, además de vigilar los movimientos de los tiburones y las rayas que viven en el tanque, tuvieron que observar el comportamiento Blanca, la futura madre, que finalmente no se puso de parto en ese instante.

Estas Navidades aunque en otra ubicación, el Nacimiento del Aquarium seguirá gozando de la luminosidad y paz que siempre le confiere este Portal de Belén tan inusual.

Además del Belén del Aquarium, que con su colocación damos inició a las navidades en el Zoo de Madrid, se podrán visitar otros de distantes temáticas y materiales. Los cuales descubriremos muy pronto en este blog.