Usted está aquí

Jueves, Noviembre 3, 2011 - 00:00

Un acuarista intenta coger al tiburónUna pareja de tiburones de puntas negras, uno del  Zoo y otro de Faunia,  han encontrado un nuevo destino: Holanda. Para su traslado se ha utilizado un camión especializado en el traslado de animales marinos.

Los tiburones de puntas negras (Carcharhinus malanopterus) son muy comunes en todo el Indo-Pacífico. Habitan en el arrecife y es frecuente encontrar ejemplares juveniles en aguas poco profundas o manglares, donde se ha dado algún caso de ataque a personas, pero suelen ser casos raros y aislados. Son bastante agresivos y pueden llegar a alcanzar un tamaño de dos metros. Recientemente han empezado a entrar al Mediterráneo por el canal de Suez. También es habitual ver a estos animales vivíparos en acuarios de todo el mundo, ya que se han empezado a criar en cautividad hace muy poco tiempo.

El camión llegando al Aquarium del ZooLa labor de traslado comenzó preparando los acuarios de los animales. El agua de estos tanques  tiene que tener la misma temperatura y composición que el agua del tanque de transporte, para que los animales se encuentren en perfectas condiciones al cambiar de instalación. El traslado se efectúa cogiéndoles con unas redes especiales, donde se inmoviliza al animal para que no se golpee. Ya en el camión, el estado del animal y la calidad del agua son monitorizadas periódicamente y el agua es enriquecida con oxígeno gaseoso para minimizar el estrés de los tiburones.

Para que no pierdas detalle de este curioso proceso y del enorme esfuerzo de sus cuidadores, aquí te dejamos este vídeo de nuestro canal en Youtube para que seas testigo de primera mano.