Usted está aquí

  • Naturaleza Misteriosa
Miércoles, Enero 18, 2017 - 09:35

Foto del pabellón Naturaleza Misteriosa en su inauguración, en 1.992. 

Tras 25 años de historia el pabellón de Naturaleza Misteriosa cierra sus puertas para adaptarse a los avances técnicos y dar paso a un nuevo proyecto centrado en la conservación e investigación de reptiles. 

Los inicios del apasionante mundo de los reptiles en el Zoo de Madrid surgen, en 1982, cuando Tierra de Gorilas albergaba un espacio denominado “Serpientes venenosas”. Una década después, en la Semana Santa de 1992, se materializaría en un ambicioso proyecto que se diseñó como un gran pabellón-invernadero cuyo objetivo era la cría, estudio y divulgación de especies exóticas tropicales con la presencia incluso de tiburones y las primeras ranas flecha que se pudieron ver en España.

Han sido 25 años apasionantes de éxitos en la cría y conservación de más de 300 especies de reptiles y el pabellón de Naturaleza Misteriosa da paso ahora al final de una nueva etapa.

Con este propósito, Naturaleza Misteriosa cierra sus puertas para adaptarse a los avances técnicos y con la vista puesta en un nuevo futuro. De este modo, desde Zoo Aquarium de Madrid se contempla  la posibilidad de recuperar la presencia de un reptilario en unas instalaciones más modernas dotando así del protagonismo que se merecen estas especies en la sociedad actual.

A través de este post, queremos agradecer especialmente el trabajo de Atrox y todo su equipo, un colaborador especializado en reptiles, pionero en España, desde la década de los 80 que ha gestionado de forma notable, durante todos estos años, dicho pabellón consiguiendo hitos destacados en el mundo de conservación como la reproducción de varanos cocodrilos, siendo el único Zoo del mundo en lograrlo en un entorno controlado.

Para Zoo Aquarium de Madrid, el cierre de Naturaleza Misteriosa es una noticia que lamenta profundamente, pero seguimos trabajando en otros proyectos de futuro que, sin duda, darán de nuevo protagonismo a estas especies, tanto vulnerables como amenazadas, como referente de los centros de cría y conservación, poniendo el foco en la educación y la divulgación.