Usted está aquí

Jueves, Junio 20, 2013 - 00:00

GuacamayoLos guacamayos forman parte de la familia de los loros y son especialmente hermosos y coloridos. Su brillante y espectacular plumaje encaja a la perfección en las selvas tropicales de América Central y Sudamérica, llenas de vistosos colores. En la naturaleza encontramos 17 especies distintas de guacamayos, algunas tan sorprendentes como el Guacamayo rojo de alas verdes (Ara Chloroptera) y el Guacamayo azul de pecho amarillo (Ara ararauna). Ambas pueden verse de cerca en el Zoo Aquarium de Madrid.

El guacamayo aliverde, como se conoce comúnmente al ave rojo de alas verdes vive en los árboles más altos de las selvas tropicales que se extienden desde México hasta Brasil. En su plumaje destaca el color rojo aunque las alas poseen tonos verdosos y azulados en las puntas. Es uno de los guacamayos con más porte y un tamaño que alcanza los 95 centímetros. Es una especie muy longeva y puede llegar a vivir hasta 50 años.

Por su parte, el guacamayo azul de pecho amarillo habita en las frondosas junglas sudamericanas, desde Panamá hasta el norte de Argentina, pasando por toda la cuenca amazónica. Su cola es especialmente espectacular, puede alcanzar los 60 centímetros de longitud.

A grandes rasgos, estos animales presumen de tener un fuerte pico que les sirve para romper con facilidad frutos secos y semillas, base de su alimentación junto a las frutas. Curiosamente su lengua tiene una especie de hueso que les sirve como herramienta para golpear los alimentos. A la hora de la convivencia, son aves inteligentes y muy sociables que se emparejan para toda la vida. No les gusta nada la soledad y viven en bandadas de entre 10 y 30 miembros.

Los guacamayos son aves muy dóciles y fáciles de adiestrar, lo que les hace ser muy apreciados como mascotas. Por desgracia, la destrucción de su hábitat y el comercio ilegal amenazan seriamente su supervivencia.