Usted está aquí

Viernes, Octubre 11, 2013 - 00:00

 

 

hipopótamo Zoo

 

¿Sabías que dicen que el hipopótamo suda sangre, que camina por los fondos de los ríos y que sus colmillos son más valorados incluso que los de los elefantes? El hipopótamo es un animal realmente sorprendente. Éstas son cinco cosas que desconocías sobre el hipopótamo y que puedes aprender en tu visita al Zoo Aquarium de Madrid.

 

  1. El hipopótamo no suda. Estos grandes mamíferos segregan una sustancia aceitosa de color rojiza que les protege la piel. Por esta razón, antiguamente se decía que los hipopótamos sudaban sangre. Las ventajas de esta sustancia son varias: absorben parte de la radiación ultravioleta -actúan como protector solar- y repelen el agua, lo que ayuda a que la piel de los hipopótamos no se deshidrate. Además, tienen propiedades antisépticas que evitan que la piel tenga infecciones.

 

  1. El hipopótamo puede permanecer hasta cinco minutos bajo el agua sin respirar y sin ahogarse. Para ello, las orejas y fosas nasales se cierran automáticamente al sumergirse. Su gran peso y tamaño les permite caminar de forma fácil en los fondos de los ríos y lagos, mejor incluso que en tierra firme.

 

  1. Tras unos ocho meses de gestación, las hembras hipopótamo dan a luz a sus crías bajo el agua, habitualmente en zonas poco profundas. Las crías suelen pesar cerca de 45 kilos al nacer y la madre puede amamantarlas tanto en el agua como en la tierra.

 

  1. El nombre de hipopótamo significa ‘Caballo de río’. Así les llamaban los griegos en la época clásica. Los árabes, por su parte, se referían a estos enormes animales como ‘Búfalos del agua’. Los egipcios los conocían como ‘Cerdos de río’.

 

  1. Los colmillos del hipopótamo son más valorados que los de los elefantes. La razón principal es que los colmillos de un hipopótamo no amarillean con el tiempo. ¡Y cuidado! Si ves bostezar a un hipopótamo, es una señal de amenaza.